“¡No puedo respirar!”. Este hombre murió asfixiado por un policía. Pareció un asesinato. Pero nadie irá a la cárcel – Telemundo

Eric Garner, un ciudadano afroamericano de 46 años, que había trabajado como jardinero para la ciudad de Nueva York y tenía seis hijos y tres nietos, murió hace cinco años, el 17 de julio de 2014, después de que un agente de policía le ahogara durante 15 segundos con una maniobra de artes marciales para tratar de inmovilizarle durante su arresto en una calle del barrio de Staten Island.

Garner, que había sido arrestado más de una treintena de veces desde la década de los 80, en muchas ocasiones por vender cigarrillos sin licencia, fue abordado pasadas las tres y media de la tarde por un agente de policía de raza blanca y que no vestía uniforme, identificado como Daniel Pantaleo, entonces de 29 años.

Un vídeo grabado por un ciudadano muestra cómo Garner, desarmado, intenta protestar por el arresto: “Váyase… ¿por qué? Siempre que me ven, quieren fastidiarme. Estoy cansado. Hoy se acaba esto. ¿Por qué querrían…? Todos los que hay aquí les dirán que no he hecho nada. No he vendido nada. Cada vez que me ven, quieren acosarme. Quieren detenerme… vender cigarrillos. Me estoy ocupando de mis asuntos, agente, me estoy ocupando de mis asuntos. Por favor, déjenme en paz. Se lo dije la última vez, simplemente déjenme en paz, por favor, por favor, no me toquen, no me toquen”.

Cuatro agentes se lanzan contra él (medía seis pies y tres pulgadas, y pesaba 350 libras) y le tiran al suelo. Es entonces cuando Pantaleo le inmoviliza con una llave para asfixiarle. Garner se queja desesperado: “No puedo respirar, no puedo respirar, no puedo respirar…”.  Así hasta 11 veces.

Tras 15 segundos de inmovilización, el hombre perdió la conciencia, y estuvo varios minutos tendido en el suelo sin que ningún agente le atendiera. Una ambulancia le trasladó a un hospital, donde murió una hora después de ser ingresado

Una autopsia oficial determinó que la muerte de Garner podía ser considerada homicidio, y la Fiscalía General del condado de Richmond (Staten Island) decidió llevar el caso ante un gran jurado, pero éste eligió no procesar a Pantaleo.

La familia de Garner logró sin embargo un acuerdo extrajudicial por 5,9 millones de dólares de la ciudad de Nueva York para frenar un proceso civil por 75 millones.

Cinco años después, este martes, a un día de que expiren las posibles responsabilidades penales por la muerte de Garner, la Fiscalía General, dirigida por William Barr, ha anunciado que no procesara a Pantaleo por la muerte de Garner, lo que ha vuelto a provocar protestas ciudadanas y políticas, según informa la agencia de noticias The Associated Press. 

El agente de policía no ha perdido su trabajo.

Según el fiscal federal Richard Donoghue, “no hay evidencias suficientes” para, “más allá de cualquier duda”, considerar que Pantaleo violó los derechos civiles de Garner. El caso, pues, “está cerrado”.

   

Go to Google news




Geef een reactie

Het e-mailadres wordt niet gepubliceerd. Vereiste velden zijn gemarkeerd met *