El coordinador del 1-O dice que la Policía intentó “causar el menor daño posible”

El coronel Diego Pérez de los Cobos, nombrado coordinador del dispositivo que debía impedir el referéndum del 1 de octubre, ha defendido este jueves la actuación policial. De los Cobos ha declarado como testigo, por videoconferencia, ante el juez que investiga las cargas del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) en colegios electorales de Barcelona. A preguntas del magistrado, el coronel de la Guardia Civil se ha desmarcado de las decisiones más operativas, pero ha dicho que si los agentes actuaron en casi una treintena de colegios electorales y no en su totalidad fue porque la prioridad era “causar el menor daño posible”.

El juez Francisco Miralles ha formulado preguntas a De los Cobos durante dos horas. Su objetivo era conocer quién dio las órdenes de cargar en algunos centros de votación de Barcelona el 1-O y cómo funcionaba la cadena de mando. El hombre designado para coordinar las labores policiales echó balones fuera: dijo que se decidió actuar ante la pasividad de los Mossos d’Esquadra, pero que las decisiones concretas sobre las cargas correspondían a los jefes operativos. “Nuestra prioridad era actuar con proporcionalidad”, ha subrayado. Y ha negado que existiera un patrón para actuar en determinadas escuelas y no en otras: esa decisión, ha subrayado, correspondía a los responsables de área.

De los Cobos fue uno de los testigos estrella en el juicio del procés que el Tribunal Supremo celebró contra los líderes independentistas. En esta nueva comparecencia ante la justicia, que se ha prolongado durante más de cuatro horas, ha reiterado sus argumentos, en especial al cargar contra los Mossos por su inacción para detener el 1-O. Ha reconocido que el entonces número dos de los Mossos, Ferran López, le remitió un correo electrónico en el que le solicitaba ayuda en determinados centros de votación. Y que no atendió esa petición porque ya estaba claro que la policía autonómica se había puesto al servicio del Govern. Si los Mossos hubieran trasladado a Carles Puigdemont con firmeza que iban a impedir la consulta, el Govern la hubiera suspendido, ha vaticinado.

Conversaciones con la magistrada Armas

El coordinador ha revelado que el operativo se diseñó según las órdenes dadas por la Fiscalía, y que no se modificó cuando, el 27 de septiembre de 2017, la magistrada Mercedes Armas dio instrucciones específicas para detener la consulta. De los Cobos ha revelado, además, que mantuvo dos conversaciones telefónicas con Armas durante la mañana del 1-O. Y que en ningún momento la magistrada expresó dudas u objeciones sobre el operativo policial.

Laia Serra, abogada del Ayuntamiento de Barcelona -que ejerce la acusación popular- ha criticado que De los Cobos se ha “desresponsabilizado absolutamente de la toma de cualquier decisión”, informa Europa Press. Pese a su rol de coordinador, el coronel ha subrayado que no dio ninguna orden directa y que siguió la jornada desde la sede de la Delegación del Gobierno en Barcelona.

Go to El Pais




Geef een reactie

Het e-mailadres wordt niet gepubliceerd. Vereiste velden zijn gemarkeerd met *